5 consejos para el BellyDance

Actualmente las danzar árabes y orientales han tenido mucho auge en nuestro país, son muchas las academias y estudios ya imparten esta danza. 

Es por eso que si te interesa incursionar en este arte, aquí te dejamos los 5 consejos y beneficios que te aporta el mover las caderas. 

Se tu misma. Ya sea que estés aprendiendo o que ya lleves algunos años practicando, lo más importante es respetar tu propio estilo. Cada persona tiene una forma de bailar y lo mejor que se puede hacer es sacarle provecho a ello, perfeccionar eso que hace la diferencia y sobre todo ser consciente de que lo más importante de la danza es expresar y mostrar quienes somos. 

A veces menos es más. No siempre hacer pasos más difíciles o intentar aprender muchos pasos a la vez es la mejor forma de relacionarse con la danza. Hay que darle tiempo y espacio al cuerpo, si ya sabes danza oriental puedes ir paso a paso experimentando y mirando tus propias capacidades pero esforzaste hasta el límite y hacer complejas muchas cosas que realmente son sencillas puede no aportar mucho a tu proceso, lo mismo si estás aprendiendo, hazlo a tu ritmo.

Escucha tu propio cuerpo. Tu cuerpo sabe y con la constancia en la práctica llega a aprender, esfuérzate cada día un poco más pero no llegues al extremo de querer hacer de todo en un solo día, no sólo resientes tu cuerpo sino que lo puedes lesionar y ese no es el fin de la danza. Escucha lo que tu cuerpo te dice y trátalo con cuidado, verás que cada vez te será más fácil bailar si respetas esa premisa.

Ante todo, la comodidad. Cuando bailes, o si estás aprendiendo lo más importante es la comodidad tanto contigo como con el ambiente en el que prácticas, si te sientes cómoda con ropas sencillas o tal vez con un vestuario complejo, hazlo así, pero no dejes que sean otros los que te digan la forma cómo debes sentirte al bailar.

Disfruta el proceso. Esta tal vez, es la recomendación más importante. Disfruta siempre que puedas del baile, del aprendizaje, de estar ante un público, de bailar sin que nadie mire, sea cual sea la forma que elijas, siempre disfruta lo que haces con la danza, ese es el propósito final y la forma en que más beneficios te dará.

Esperamos que esto te haya sido útil y que a partir de ahora disfrutes tu momento al bailar.