Consejos para divertirse en tus clases de Ballet

Finalmente has conseguido entrar a ballet, ¡BIEN! Ahora necesitas algo de motivación y diversión para poder mantener la constancia. Estos consejos para no abandonar podrán ayudarte a lograr tus objetivos y conseguir ese cuerpo 10.

Busca algo que te guste: Encuentra una actividad que te guste lo demasiado como para no abandonar, elige una actividad que te apetezca. La elección de la actividad supone el 50% de posibilidades de éxito. Lo que más motiva es que se acerque la hora de ir ballet y te apetezca ir. Tienes ganas de volver a escuchar esa música, ganas de bailar, o de conocer personas con tus mismos intereses, lo que sea.

Queda con alguien: Apúntate a ballet con alguien. Quedar para ir clase es una forma de “obligarse” a salir de casa. “Hace frío, llueve, mejor me quedo en casa” Si has quedado con una amiga para ir a las clases, y esa amiga te está esperando, es más fácil motivarte para salir de casa. A todos nos da pereza salir algunos días, pero con amigos es diferente. 

No te excedas el primer día:  Excederse el primer día solo conseguirá desmotivarte. Comienza poco a poco. Hay gente que se apunta muy motivada, va el primer día con todas las ganas del mundo de volver y se pega la paliza de su vida. No vas a ganar nada haciendo esto, comienza poco a poco. Si el primer día te machacas demasiado, y al día siguiente no puedes ni moverte, no tendrás ganas de volver.

Establece metas realistas: Ponte unas metas alcanzables, los objetivos se abarcan poco a poco. ¿Quieres perder 10 kilos en una semana? Siento decirte que no es posible. Establece metas realistas, los resultados buenos, los que duran, tardan en llegar, el proceso de iniciarse y reciclarse es lento, debe hacerse bien. Poco a poco, no te pases al principio.

Aprende: Busca información sobre la actividad que prácticas, aprende todos los secretos. Aprende nuevos movimientos o pasos, infórmate sobre como efectuar los ejercicios de la forma más correcta, investiga los orígenes de la danza clásica, cultívate que este arte que tanto te gusta. 

Descansa: El descanso es tan importante como el ejercicio relaja el cuerpo, estira, descansa, y duerme. Descansa, tu cuerpo lo agradecerá, se recupera durante las horas de sueño. También hay otras formas de descansar, como ir al spa, darse un masaje o simplemente un baño caliente.

Después de tener estos consejos, estás listo para incursionar y realizarte en este bello arte.

¡Adelante!